Connect with us

La Liga

Iñaki Williams: ‘Mis padres arriesgaron sus vidas para mantenerme a mí y a Nico, la Copa del Mundo es para ellos’

The Athletic

“Para mis padres no fue fácil de aceptar, pero al final mi abuelo me ayudó a tomar la decisión”, cuenta a The Athletic el delantero centro del Athletic de Bilbao Iñaki Williams.

“Quería que cumpliera su sueño, verme como una Estrella Negra con la selección de Ghana. La verdad es que todo lo que logro con este equipo es para él”.

La decisión de representar a Ghana no fue fácil para Williams, nacido en Bilbao, quien cuando era joven había jugado para los equipos menores de edad de España y ganó un partido internacional con ellos en un amistoso en 2016.

Las dudas de sus padres provenían de su conocimiento de la emoción y la presión que generan las Estrellas Negras en su país de origen. Pero el jugador de 28 años, que recuerda animar desde el País Vasco en 2010 cuando Ghana alcanzó los cuartos de final de la Copa del Mundo, estaría más que feliz de vivir una experiencia así con su nueva selección.

“Mis padres, sobre todo mi madre, saben cómo se vive el fútbol en Ghana”, dice Williams. “Saben que hay tanta pasión. Y pensé que sería mucha presión para mí. Pero para mí es todo lo contrario. Es una motivación, vengo aquí para ayudar en lo que pueda, para poner mi granito de arena, y dar todo lo que tengo en cada partido, en cada entrenamiento. Tener la oportunidad de jugar en este Mundial es un sueño hecho realidad. Espero poder disfrutarlo y llevar a Ghana lo más lejos posible”.

Como Williams jugó regularmente para el Athletic en las competiciones de clubes de la Liga y la UEFA durante las últimas temporadas, la federación ghanesa se mantuvo en contacto sobre cambiar de lealtad, pero siempre había decidido mantener abiertas sus opciones.

La decisión de declararse definitivamente por el país que sus padres abandonaron poco antes de que él naciera llegó el verano pasado, luego de haber visitado Accra junto con su pareja Patricia Morales y su hermano menor Nico.

“Fue un viaje increíble”, dice Williams. “Lo disfruté mucho: la ciudad, la gente, toda la cultura, toda la historia. Quería mostrarle a mi novia también cómo es Ghana, que conociera a mi familia. También quería conocer parte de la cultura. Llevaba muchos años sin ir, era muy pequeña la última vez que visité. Tengo muchas ganas de volver el próximo verano ahora”.

En junio, los hermanos pasaron un tiempo en la casa de sus abuelos, conocieron a muchos miembros de su gran familia extendida, visitaron algunas escuelas locales y pasaron un tiempo conociendo la vida en Ghana.

“Tengo prácticamente a toda mi familia allí: por parte de mi padre hay seis hermanos, por parte de mi madre, cuatro hermanas”, dice Williams. “Así que tengo un montón de primos, tíos, tías, primos segundos, mucha gente allí. La familia se dedica a la agricultura, cultivando cacao, arroz. Trabajan muy duro, cultivan cultivos para vender. Lo están haciendo muy bien en eso. Y todos están muy felices de ver a alguien de su familia representando a la selección absoluta de Ghana”.

Los padres de Williams, Maria y Felix, abandonaron Accra en 1993 y emprendieron un peligroso y agotador viaje por tierra de 4.000 kilómetros para que Iñaki (y más tarde su hermano Nico, ocho años menor) tuvieran más oportunidades a medida que crecían en Europa.

“No hay nada que pueda hacer para devolverles todo lo que han hecho por nosotros”, dice Williams. “Arriesgaron su vida para que nosotros, mi hermano y yo, tuviéramos un futuro mejor. Y lo lograron. Siempre agradeceré lo que mi padre y mi madre hicieron por nosotros, son luchadores, nos inculcaron el respeto, el trabajo duro, todos los días, que nadie te regala nada. La verdad estoy muy orgullosa de poder tenerlos como padres y trato de hacer todo lo posible para que se sientan orgullosos de tenerme como hijo”.

Los padres de Williams evitaron hablar sobre su viaje cuando sus hijos eran más pequeños. Tenía 20 años cuando su madre le contó cómo ella y su marido habían cruzado el Sahara en camión y caminando descalzos sobre arena ardiente, antes de llegar a la ciudad española de Melilla, en la costa norte de África.

“Mi madre estaba embarazada de mí”, dice Williams. “Cruzaron parte del desierto del Sahara, a pie, dejando atrás a mucha gente. La ruta no fue fácil. Llegaron a Melilla, y allí saltaron la valla. Sabían que serían arrestados y deportados. Se encontraron con un abogado que les dijo que rompieran todos sus documentos de Ghana y les dijeran que venían de Liberia, que entonces estaba en guerra, para que pudieran solicitar asilo político. Así fue”.

Gracias a la ayuda de la organización católica Cáritas, la pareja recaló en Bilbao, donde nació su primer hijo en el hospital de Basurto de la ciudad. Lleva el nombre del sacerdote vasco Iñaki Mardones, quien ayudó a la familia y también le regaló al bebé su primera camiseta del Athletic de rayas rojas y blancas.

La familia pronto se mudó al sur a Pamplona, ​​donde Félix encontró diferentes trabajos en agricultura y construcción, mientras que María también trabajaba muchas horas como limpiadora. Felix luego se mudó a Londres para ganar más dinero para mantener a la familia, y trabajó durante un tiempo en los torniquetes en Stamford Bridge de Chelsea, pero pudo regresar cuando su hijo mayor se convirtió en profesional y debutó en La Liga en diciembre de 2014. .

“Todo pasa por algo, el destino quiso que yo naciera en Bilbao, así que pude jugar en el Athletic Club”, dice Williams. “La cultura en la que crecí, todos mis amigos, en la escuela, la gente que me rodeaba, era vasca, en Pamplona y Bilbao. Cuando llegué a casa, la cultura que me inculcaron mis padres era de Ghana.“

“Puedes tener dos sentimientos: tengo la cultura vasca y la cultura y sangre de Ghana. Ahora tengo las dos nacionalidades y estoy muy feliz, muy orgulloso, de poder representar a ambas y hacer feliz a mucha gente”.

ve más profundo

Williams se convirtió en el primer goleador negro en la historia del Athletic Club al anotar contra el Torino en la Europa League en febrero de 2015. Pronto se convirtió en un titular habitual, aunque no siempre un goleador habitual, en un equipo visto por algunos como una especie de selección nacional vasca no oficial. Un lugar en la historia del club se consolidó con el gol de la victoria en la victoria de la Supercopa de España de 2021 sobre el Barcelona.

En abril de 2016, comenzó una increíble racha de apariciones en todos los partidos de La Liga, un récord de 247 apariciones consecutivas en Primera División. Esto es aún más notable dada la naturaleza física explosiva del juego de Williams como un atacante dinámico. Ha jugado con los golpes y las molestias, una muestra más de su herencia familiar de sacrificio y constancia.

“Tengo muy buenos genes”, dice Williams. “Mi abuelo tiene 90 años pero todavía sale a caminar todas las mañanas, tres horas en el campo. Obviamente, también hay que intentar cuidarse bien, comer bien, descansar bien y tener una vida tranquila. Todo eso me ayuda a estar disponible cuando el entrenador me quiere. Son muchos juegos, parece una locura”.

No todos han aceptado tanto a Williams y otros de diferentes orígenes que juegan al fútbol en España.

En agosto de 2016, cuando el Athletic visitó el estadio El Molinón del Sporting de Gijón, el árbitro Carlos Clos Gómez detuvo la jugada tras escuchar “cánticos de mono” dirigidos a Williams desde la grada. Al visitar el RCDE Stadium del Espanyol en enero de 2020, Williams dijo en una entrevista posterior al partido que había sufrido insultos racistas durante el partido. La Liga denunció ese incidente a las autoridades españolas, y el caso judicial aún está en curso.

“Fueron situaciones bastante tensas, en ese momento muy desagradables”, dice Williams. “No le desearías eso a nadie. Pero se nota que hay racismo en España. Hay una parte de la sociedad, muy pequeña, que todavía no entiende que todos somos humanos, independientemente de la cultura, el sexo o el color de la piel.

“Esa es una minoría de la que tenemos que deshacernos. En el fútbol y en la vida no se pueden tolerar estas situaciones. Los que amamos el fútbol tenemos que dar ejemplo a los niños, educarlos y disfrutar de tu equipo, sin importar la raza, el sexo o la religión. Nadie nace racista, y es algo que viene con la educación de cada persona”.

Después de tomar su decisión oficialmente el verano pasado después de regresar de visitar a su familia en Accra, Williams fue uno de los cuatro nuevos jugadores incluidos en el equipo del técnico de Black Stars, Otto Addo, para los amistosos de preparación para la Copa del Mundo de septiembre.

🇬🇭🖤 @ghanafaofficial pic.twitter.com/t5cSzOcIfB

— IÑAKI WILLIAMS (@Williaaams45) 5 de julio de 2022

La introducción dentro del equipo se vio favorecida por el conocimiento de Williams de Twi, el idioma que habla con sus abuelos. Sus nuevos compañeros lo llamaban Kwaku, nombre que se les da a los niños nacidos los miércoles. También hubo conversiones de unión en torno a la cultura, la comida y las tradiciones ghanesas.

Un importante rompehielos fue cuando a él y a otras nuevas convocatorias del equipo, incluido el ex jugador juvenil de Inglaterra Tariq Lamptey de Brighton & Hove Albion, se les pidió que realizaran un baile en su primera noche en el campamento.

“Me metí en eso y lo di todo”, dice Williams. “No había practicado, pero lo di todo. La verdad es que usé todos los movimientos que conozco. Si me pidieras otro, no lo hubiera tenido. Es una forma de quitarse la vergüenza, de reírse y fue muy divertido. Estoy muy agradecido con todos los compañeros de equipo que me están ayudando mucho”.

Damas y caballeros, bienvenidos al escenario 𝗞𝗪𝗘𝗞𝗨 𝗜𝗡𝗔𝗞𝗜 🤣🕺🏽#BlackStars | #BringBackTheLove | @Williaaams45 pic.twitter.com/HOIFfdrs6e

— 🇬🇭 Estrellas negras (@GhanaBlackstars) 22 de septiembre de 2022

Unos días después de su baile, Williams hizo su debut en Ghana contra Brasil en Francia, entrando en el medio tiempo, con el juego ya decidido después de un excelente período inicial brasileño. Unos días después, disputó 86 minutos de la victoria 1-0 ante Nicaragua en la ciudad española de Lorca.

Más importante que los resultados fue la oportunidad de que Williams se acostumbrara a lo que Addo quería que agregara al equipo, y que sus compañeros de equipo aprendieran cómo podían aprovechar mejor su habilidad para liderar la línea como delantero centro.

Para mis abuelos.
Para mis padres.
Para mi hermano.
Para mis amigos.
Para mi novia.
para mi gente
para GANA.
Ya soy un Blackstar. 🖤🇬🇭 pic.twitter.com/zSd6qapwcR

— IÑAKI WILLIAMS (@Williaaams45) 24 de septiembre de 2022

“Antes de incorporarse, el míster explicó su idea de juego, sus conceptos futbolísticos”, dice. “La verdad es que encajan perfectamente con mi forma de jugar. (Addo) me dijo que hiciera lo que había estado haciendo con mi club. Para hacer carreras para mis compañeros de equipo. Tenemos muy buenos pasadores. Traté de estirar al equipo, para que los compañeros me conozcan, cómo me muevo en el campo”.

Ya sea una coincidencia o no, solo unas semanas después de que el mayor de los Williams se declarara en Ghana el verano pasado, el hermano menor fue convocado por la selección absoluta de España. Así que 24 horas después de que Iñaki jugara su primer partido de Ghana contra Brasil, Nico hizo su debut internacional contra Suiza en Zaragoza. El jugador de 20 años impresionó cuando asistió al gol de la victoria en el otro amistoso de septiembre de La Roja contra Portugal, y ha sido incluido en la lista de 26 hombres de Luis Enrique para la Copa del Mundo.

NICO-E-INAKI-WILLIAMS

Nico e Iñaki en acción para el Athletic (Foto: Ricardo Larreina/Europa Press vía Getty Images)

Esto traerá sentimientos encontrados durante el torneo en las ciudades vascas de Bilbao y Pamplona, ​​donde por razones culturales e históricas la gente suele ser indiferente a la selección española.

“Creo que habrá gente en Bilbao apoyando a Ghana en la Copa del Mundo”, dice Williams. “Pero también tendrán a Nico. Entonces la gente tendrá sus corazones divididos. Nos apoyarán a los dos”.

Las Estrellas Negras se enfrentan a un duro desafío en Qatar, habiendo sido sorteados en el Grupo H con sus conquistadores de 2010, Uruguay, Corea del Sur y Portugal, con el primer partido de la fase de grupos el 24 de noviembre contra Cristiano Ronaldo, Bruno Fernandes y compañía en el Estadio 974 de Doha.

ve más profundo

La clasificación podría ser un paso hacia un posible encuentro de cuartos de final con España. Entonces, ¿qué harían María y Félix si sus dos hijos se encontraran en una Copa del Mundo, dado que saben cuán grande sería la ocasión para todos en ambos países?

“Sí, hemos fantaseado mucho con eso”, dice Williams. “Sería un momento así, espero que suceda. Mis padres podrían disfrutarlo. Y que gane el mejor jugador.

“Pero con suerte eso es Ghana. Tener la oportunidad de jugar en este Mundial es un sueño hecho realidad. Espero poder disfrutarlo y llevar a Ghana lo más lejos posible”.

(Foto superior: Getty Images)

.
No te pierdas de los últimos partidos de Futbol Online Por Internet, proyectofutbol.com te presenta todo el fútbol gratis en linea. Síguenos en nuestras redes sociales para que no te pierdas lo ultimo en información de fútbol.

Click to comment

More in La Liga